Memoria de San Basilio Magno y san Gregorio Nacianzeno, Obispos y doctores de la Iglesia

Unos minutos con Dios.

Empezamos la oración de la mañana en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

Lee y medita la Palabra de Dios, si es necesario léala de nuevo, usando tu propia Biblia:

Evangelio según San Juan 1,19-28.
Éste es el testimonio que dio Juan el Bautista, cuando los judíos enviaron desde Jerusalén a unos sacerdotes y levitas para preguntarle: “¿Quién eres tú?”

Él reconoció y no negó quién era. Él afirmó: “Yo no soy el Mesías”. De nuevo le preguntaron: “¿Quién eres, pues? ¿Eres Elías?” Él les respondió: “No lo soy”. “¿Eres el profeta?” Respondió: “No”. Le dijeron: “Entonces dinos quién eres, para poder llevar una respuesta a los que nos enviaron. ¿Qué dices de ti mismo?” Juan les contestó: “Yo soy la voz que grita en el desierto: ‘Enderecen el camino del Señor’, como anunció el profeta Isaías”.

Los enviados, que pertenecían a la secta de los fariseos, le preguntaron: “Entonces ¿por qué bautizas, si no eres el Mesías, ni Elías, ni el profeta?” Juan les respondió: “Yo bautizo con agua, pero en medio de ustedes hay uno, al que ustedes no conocen, alguien que viene detrás de mí, a quien yo no soy digno de desatarle las correas de sus sandalias”.

Esto sucedió en Betania, en la otra orilla del Jordán, donde Juan bautizaba

Oración, dedica unos minutos a tener un diálogo espontáneo con Cristo, de corazón a Corazón, intercede por tu familia……..

Señor, que tu Espíritu, nos guíe siempre y nos ayude a no caer en caminos que nos aparten de ti, en la falsa doctrina, proclamada por los anticristos del 2020. Ayúdanos a permanecer fiel siempre a tu Palabra y a tu Iglesia, ser fieles a las exigencias del evangelio y nos impulse a proclamar tu santo Nombre. Santos Basilio y Gregorio, Doctores al servicio de la Verdad, intercedan por nosotros. Amén

Contempla la Palabra de Dios (en silencio deja actuar en ti al Espíritu de Dios). Actúa y conserva la Palabra en tu vida hoy.

Repite con frecuencia y vive hoy la Palabra: «‘Enderecen el camino del Señor’»Amén

Tomad, Señor, y recibid toda mi libertad, mi memoria, mi entendimiento y toda mi voluntad; todo mi haber y mi poseer.

Vos me disteis, a Vos, Señor, lo torno. Todo es Vuestro: disponed de ello según Vuestra Voluntad.

Dadme Vuestro Amor y Gracia, que éstas me bastan. Amén.

Para las lecturas del dia, por favor vaya aquí.

Basilio Magno y Gregorio Nacianceno, ambos del siglo IV y grandes amigos.

Basilio se inició primero en la vida eremítica pero a los 40 años de edad fue consagrado Obispo de su ciudad natal, Cesarea de Capadocia. Se destacó, entre otras muchas cosas, por sus escritos sobre la vida monástica que aún hoy rigen muchos monasterios de oriente. Combatió al arrianismo y tuvo especial sensibilidad por los pobres. Murió el año 379.

Gregorio por su parte siguió a Basilio en la vida eremítica, para ser también ordenado sacerdote y luego Obispo de Constantinopla. Las divisiones internas en su diócesis causaron su traslado a Nacianzo hasta su muerte en 390. Su elocuencia era tan elevada como su teología sobre la divinidad del Espíritu Santo y la Maternidad Divina de la Virgen María.

Basilio y Gregorio fueron pilares fundamentales en la estructuración doctrinal de la Iglesia en el siglo IV.

Comentarios de Facebook

1 comentario de “Memoria de San Basilio Magno y san Gregorio Nacianzeno, Obispos y doctores de la Iglesia”

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.