Fiesta de los Santos Felipe y Santiago, Apóstoles

Unos minutos con Dios

Fiesta de los Santos Felipe y Santiago

Felipe, originario de Betsaida, una comunidad helenizada, fue discípulo de Juan el Bautista y uno de los primeros discípulos de Jesús (Jn. 1,43). Su nombre griego hace suponer su pertenencia a una comunidad helenística. También los recuerdos evangélicos nos hablan de sus relaciones con los paganos (Jn 12,20-30). El evangelio de Juan nos refiere otras tres intervenciones suyas (1,45; 6,5-7; 14,8). Según la tradición, Felipe evangelizó Turquía, donde murió mártir.

A Santiago, hijo de Alfeo (Me 3,18), llamado el menor por la tradición, se le identifica como hermano del Señor (Me 6,3) y es el autor de la Carta de Santiago. Fue testigo privilegiado de la resurrección de Jesús (1 Cor 15,7) y ocupó un puesto preeminente en la comunidad de Jerusalén. Tras la dispersión de los apóstoles, en los años 36-37, Santiago aparece como cabeza de la Iglesia madre (Hch 21,18-26). Murió mártir hacia el año 62.

Empezamos la oración de la mañana en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo. Amén.

Lee y medita la Palabra de Dios, si es necesario léala de nuevo, usando tu propia Biblia:

Evangelio según San Juan 14, 6-14

En aquel tiempo, Jesús dijo a Tomás: “Yo soy el camino, la verdad y la vida. Nadie va al Padre si no es por mí. Si ustedes me conocen a mí, conocen también a mi Padre. Ya desde ahora lo conocen y lo han visto”.

Le dijo Felipe: “Señor, muéstranos al Padre y eso nos basta”. Jesús le replicó: “Felipe, tanto tiempo hace que estoy con ustedes, ¿y todavía no me conoces? Quien me ha visto a mí, ha visto al Padre. ¿Entonces por qué dices: ‘Muéstranos al Padre’? ¿O no crees que yo estoy en el Padre y que el Padre está en mí? Las palabras que yo les digo, no las digo por mi propia cuenta. Es el Padre, que permanece en mí, quien hace las obras. Créanme: yo estoy en el Padre y el Padre está en mí. Si no me dan fe a mí, créanlo por las obras.

Yo les aseguro: el que crea en mí, hará las obras que hago yo y las hará aún mayores, porque yo me voy al Padre; y cualquier cosa que pidan en mi nombre, yo la haré para que el Padre sea glorificado en el Hijo. Yo haré cualquier cosa que me pidan en mi nombre’’.

Oración, dedica unos minutos a tener un diálogo espontáneo con Cristo, de corazón a Corazón, intercede por tu familia…….

Al recibir a Jesús, y llevarlo a Él, y a su mensaje, a nuestro corazón (un viaje que dura toda la vida), nos volvemos más y más su Presencia en el mundo. Recibirnos será recibir a Jesús, y recibir a Jesús es recibir al Padre.

Necesitamos ser muy humildes y pacientes, para personificar la presencia de Jesús en el mundo; tenemos que despojarnos de muchos condicionamientos y estar en constante necesidad de purificación; siempre seremos un trabajo en progreso.

Todos los días necesitamos invitar al Espíritu de Jesús a tomar posesión nuestra. Podemos empezar cada día con el siguiente ofrecimiento matinal, y después, en la tarde, revisar el día para ver cómo hemos cumplido con nuestro ofrecimiento, y cuánto más tenemos que crecer en ello.

“Señor Jesús, te doy mis manos para hacer tu trabajo. Te doy mis pies para seguir tu camino. Te doy mi lengua para hablar tus palabras. Te doy mi mente para que puedas pensar en mí. Te doy mi espíritu para que puedas orar en mí. Sobre todo, te doy mi corazón para que tú puedas amar en mí, a tu Padre y a la humanidad. Te doy todo mi ser para que crezcas en mí, para que seas tú, Señor Jesús, el que viva y trabaje y ore en mí”.

Contempla la Palabra de Dios (en silencio deja actuar en ti al Espíritu de Dios). Actúa y conserva la Palabra en tu vida hoy.

Repite con frecuencia y vive hoy la Palabra: <<Señor, muéstranos al Padre; eso nos basta>>. (Jn 14,8).

Toma, Señor, y recibe mi libertad, mi memoria, mi entendimiento y toda mi voluntad, todo mi haber y mi poseer. Tú me lo diste, a Ti, Señor, lo torno; todo es tuyo; dispón de ello conforme a tu voluntad. Dame tu amor y gracia, que esto me basta.

Comentarios de Facebook

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.